Bioneuroemoción: Un método para el bienestar emocional

Un método para el bienestar emocional: la Bioneuroemoción” es un libro de Enric Corbera en el que nos habla de la bioneuroemoción.

“Cuando sabes dónde vas, el universo te abre el camino”

A continuación os explicamos qué es la bioneuroemoción y en qué consiste esta disciplina.

¿Qué es la Bioneuroemoción?

La Bioneuroemoción está centrada en las emociones, las creencias y la experiencia que vive cada individuo desde el momento que es engendrado, se basa en la idea de que las emociones no son los únicos factores importantes en nuestras vidas, sino la clave de quiénes somos. Esta teoría tiene mucho respaldo de los investigadores, pero también tiene sentido intuitivo, haciéndola una teoria humanista. Su principal figura, Enric Corbiera, afirma que es una nueva forma de comprender nuestros problemas desde la relación que une: cuerpo, mente y emociones. Después de todo, las emociones desempeñan una gran variedad de roles importantes en nuestras vidas, que incluyen:

  • Informar a las personas que una meta o necesidad importante puede perseguirse o inhibirse en la situación actual
  • Contribuyendo al establecimiento de metas
  • Contribuyendo a la valoración del yo y del medio ambiente
  • Comunicar intenciones a los demás y regular las interacciones
  • Informa la toma de decisiones

Las emociones no solo son una parte importante de nuestra vida diaria, sino que también contribuyen a nuestra identidad, nos ayudan a comprender quiénes somos y a compartir quiénes somos con los demás. Las sesiones centradas en las emociones reconocen la importancia de estas y las coloca en primer plano en las sesiones, de manera que las personas asuman una actitud diferente en su vida, conectando lo que piensa, con lo que siente y reflejándolo en lo que hace.

Aumentar la conciencia de la emoción es bastante sencillo: este es el primer objetivo de la Bioneuroemoción y se debe lograr, al menos en cierta medida, antes de pasar a los próximos objetivos. Mejorar la regulación emocional, comprender lo que ocurre dentro de cada uno de nosotros, la conexión que tiene el pasado con el presente, nos ayuda a construir nuestro futuro. A lo largo de un día normal, todos sentimos diversas emociones, algunas de ellas adaptativas y que nos ayudan a alcanzar nuestros objetivos, y otras que son inadaptadas y nos impiden llegar a donde queremos estar. Aprender a regular y hacer frente a emociones difíciles o intensas es una habilidad valiosa que se debe tener, y la Bioneuroemoción puede ayudar a los clientes a adquirir esta habilidad.

Finalmente, la transformación de la emoción se refiere al proceso de cambiar o transformar una emoción en otra. La capacidad de transformar una emoción inadaptada en una adaptativa es claramente una habilidad valiosa, y la investigación sugiere que esta es una habilidad puramente basada en la emoción. Razonar que una emoción debe transformarse y decidir cambiarla no es suficiente para que la emoción cambie realmente. En otras palabras, el fuego (emoción) debe ser combatido con fuego (emoción).

Conociendo el proceso por el cual se atraviesa en sesiones de Bioneuroemoción

Identificar el conflicto: En el primer paso, el profesional ayudará a la persona a identificar los problemas que están ocurriendo y evaluar el efecto que el problema(s) está teniendo en la vida del paciente.

Identificar el ciclo donde se expresa el conflicto: El segundo paso es donde el profesional y los clientes profundizan para encontrar la raíz del problema(s).

Acceder a emociones no reconocidas: En el paso tres, el profesional guiará a los clientes a través de la discusión de lo que el paciente está sintiendo en relación con el ciclo de conflicto, prestando especial atención a cualquier emoción que no haya sido mencionada previamente.

Replantear: Replantear se refiere a ver el problema (s) desde una perspectiva diferente. El objetivo de este paso es ayudar a los pacientes a ver el problema desde el punto más claro, lo que ayudará a comprender las emociones. La principal herramienta aquí es ayudar al paciente a que cambie la percepción y la comprensión de la información genética, emocional y cultural transmitida por nuestra familia, con la finalidad de lograr un mayor bienestar emocional.

Consolidación: En la consolidación, el paciente tomará lo que aprendió en la oficina del profesional en bioneuroemocion para continuar desarrollando formas efectivas de interacción y comportamientos nuevos y más adaptativos.

¿Cómo funciona la bioneuroemoción?

La investigación ha establecido que la bioneuroemoción es tan efectiva a corto plazo, que no puedes creer. Sin embargo, la bioneuroemoción muestra un aumento en sus efectos después de la terminación de la sesión. En otras palabras, las personas que reciben sesión de bioneuroemoción continúan beneficiándose y creciendo con el tratamiento mucho después de que haya finalizado.

En el ejemplo anterior, el profesional alienta al cliente a compartir su dolor y reconocer sus orígenes. Repasa con el profesional su mecanismo habitual para sobrellevar el distanciamiento y el desapego. El profesional aborda los sentimientos subyacentes y los intentos del paciente por evitarlos. A diferencia de otros métodos que buscan disminuir la intensidad de los sentimientos, el profesional en bioneuroemoción ayuda al paciente a permanecer y tolerar estos sentimientos una y otra vez. Eventualmente, esta repetición le permite al paciente abandonar la reacción original y practicar nuevas opciones de sentir y sobrellevar la situación.

Le permite al paciente acceder a necesidades no satisfechas que se experimentan como emociones dolorosas y aprender a regularlas y liberarse cada vez más de su dominio opresivo y exigente en nuestras vidas. Esto lleva a una mayor capacidad para vivir una vida más rica y completa.

Es importante destacar que algunas personas experimentan mayores dificultades para etiquetar sus emociones que otras. No importa lo complejas que puedan ser sus emociones, todavía tienen unas pocas etiquetas para describirlas. Este etiquetado emocional empobrecido está, a su vez, asociado con los déficits que regulan esas emociones. En otras palabras, mientras menos conscientes estemos de nuestras emociones, menos probabilidades tendremos de encontrar la mejor manera de regularlas. Para dar un ejemplo, si mi compañero de trabajo arruinó algo y solo soy consciente de la ira que me hizo sentir su error, podría pensar que estoy justificado en atacarlo. Pero si me doy cuenta de que mi respuesta emocional también incluye la ansiedad por tener que solucionar este problema, podría estar más motivado a regular mi ira para poder reclutar su ayuda.

En este segundo escenario, nuestra relación sigue siendo sólida y trabajamos juntos de manera efectiva para resolver problemas. Por lo tanto, hacer un esfuerzo para comprender nuestras emociones de manera no crítica puede ser muy valioso en términos de ayudarnos a regularlas mejor y, por lo tanto, navegar por nuestros entornos de manera más suave.

 

Os dejamos con una entrevista de Enric Corbera sobre el libro “Un método para el bienestar emocional: la Bioneuroemoción“.

Deja un comentario